La nueva Ley de Costas permite a unos 300 chiringuitos regularizar su situación

La nueva Ley de Costas permite a unos 300 chiringuitos regularizar su situación
Noticias
El reglamento da preferencia a los ocupantes del terreno a solicitar la concesión antes del próximo 10 de abril.
Los empresarios de playas comienzan a ver la luz al final del túnel. La demanda que les ha mantenido en jaque durante años ha encontrado una respuesta satisfactoria en la nueva Ley de Costas, cuyo reglamento da preferencia a los ocupantes del terreno a solicitar la licencia de concesión. En una reunión exclusiva para este asunto con la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, celebrada en el hotel Amaragua, en Torremolinos, con la Federación Andaluza de Empresarios de Playas, presidida por Norberto del Castillo, los profesionales analizaron las ventajas de esta normativa.

Entre ellas, destacaron que unos 300 chiringuitos del litoral malagueño que tienen la concesión extinguida o en trámite se le da preferencia para poder regularizar su situación. Tendrán de plazo hasta el próximo 10 de abril para llevar a cabo el trámite de solicitar esos permisos para la nueva concesión por un periodo de treinta años, explicó Del Castillo. Los profesionales del sector que asistieron a esta reunión destacaron la buena disposición de la ministra ante algunos flecos que quedan por resolver en la nueva ley y que podrían incluirse como medidas adicionales.
Prevén mejorar las instalaciones con una inversión media de 250.000 euros por negocio
Norberto del Castillo destacó que esta norma beneficia al conjunto de los chiringuitos que encuentran en ella la seguridad jurídica que reclamaban para poder acometer inversiones en estas instalaciones, pero que es preciso garantizar que quienes tengan que renovar las concesiones en un futuro puedan hacerlo también con este carácter preferencial. «Al contemplarse una concesión a más largo tiempo nos permite acometer mejoras importantes para prestar un mejor servicio al turista y visitante», dijo el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, Manuel Villafaina, que declaró que las inversiones que estas instalaciones tiene previstas rondan una media de 250.000 euros por establecimiento. «Se trata de dar un salto de calidad en unos negocios que son una referencia del turismo y un sello de identidad propio del destino», matizó Villafaina.
REIVINDICACIÓN
Turismo de sol y playa de calidad.
Los empresarios de los chiringuitos y la oferta de ocio en el litoral reivindican el turismo de sol y playa, que es el imán que atrae a más del 80% de los turistas. «Si no existiera esta oferta sería difícil alcanzar la cifra de 20 millones de turistas en Andalucía», dijo el presidente andaluz de los empresarios de playas, Norberto del Castillo. De ahí la insistencia de este sector en conseguir de una vez por todas acabar con la provisionalidad en la que vivían y encarar una nueva etapa marcada por un respaldo jurídico que les permitirá dar un salto de calidad. «Queremos fortalecer un negocio clave del sector turístico de la Costa del Sol. Nos preparamos con ilusión para trabajar porque las ‘Q’ de calidad luzcan en las playas del litoral y por dar más y mejores servicios a un viajero que valora nuestra autenticidad y nuestra oferta gastronómica como singular», explicaron tras una reunión.
En este sentido, Del Castillo avanzó que han previsto una reunión con responsables de la Junta de Andalucía para agilizar al máximo esta tramitación, a fin de que estas actuaciones de mejora de los chiringuitos puedan comenzar a hacerse en el próximo otoño, coincidiendo con la temporada baja.
La regularización de estos establecimientos permitirá elevar la creación de empleo y darle más estabilidad al personal contratado. «El objetivo es que los chiringuitos abran en su mayoría todo el año. Por eso hemos solicitado también la necesidad de cambiar las concesiones de Cádiz en las que solo permiten la apertura durante cinco o seis meses», aseguró Del Castillo.
En la Costa del Sol ya han solicitado la renovación de la concesión los chiringuitos de prácticamente todo el litoral.