La Junta culpa a Costas de que aún haya chiringuitos sin regularizar

«El Ministerio no está haciendo su parte del trabajo», dice el delegado de Medio Ambiente.
Cuando la Junta de Andalucía asumió las competencias en materia de Costas, sólo un 1,4% de los 140 chiringuitos que había en la provincia de Cádiz tenía regularizada su situación. Ahora, tres años después, están regularizados el 70% de esos establecimientos y son 153. El delegado territorial de Medio Ambiente, Federico Fernández, ofreció ayer estos datos y dijo que el Ministerio de Medio Ambiente es el responsable de que no estén ya en regla todos los chiringuitos.
«El Ministerio de Medio Ambiente, a través de su Demarcación de Costas, no está haciendo su parte del trabajo», explicó Fernández, «porque entre otras cosas no está resolviendo la situación de aquellos chiringuitos existentes antes de la Ley de Costas del año 88. Estas ocupaciones previas deben ser resueltas por el ministerio como paso previo a su necesaria regularización».
El delegado precisó que son 23 casos en la provincia gaditana y que se encuentran principalmente en los municipios de El Puerto de Santa María y Conil. «A ellos hay que añadir otros ocho que no tienen título. Costas no toma ninguna decisión al respecto, lo que paraliza nuevamente cualquier maniobra de regularización por nuestra parte», señaló el responsable de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en Cádiz.
Federico Fernández hizo estas declaraciones ayer antes de reunirse con representantes de la nueva Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (Aecca), que agrupa en una misma entidad a los propietarios de negocios hosteleros de las playas gaditanas y, por el volumen de asociados, es la más importante del sector.
«En estos tres años hemos dado un giro absoluto a la gestión del litoral. No sólo hemos logrado regularizar el 70% de los establecimientos sino que, además, trabajamos para posibilitar la permanencia fuera de la temporada alta. El trabajo de la Junta ha permitido también que los Planes de Playa sean anuales y no sólo por temporada. Actualmente estamos trabajando para dar autorizaciones por cuatro años mediante planes plurianuales», dijo el delegado.
«En definitiva», agregó, «estos tres años de gestión del litoral por parte de la Junta han supuesto grandes avances en la resolución de problemas y en la agilización de trámites. El sector de empresarios de playas jamás ha tenido un nivel de interlocución tan directo como en los últimos tres años. Ellos mismos nos han trasladado su satisfacción por los cambios realizados en la gestión desde que asumimos las competencias».
Federico Fernández hizo así un balance «satisfactorio en general» aunque admitió que «queda mucho trabajo por hacer» y dijo que a la Junta le gustaría contar con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente. «Actualmente brilla por su ausencia», aseguró.
«En el traspaso de competencias a la Junta», señaló el delegado de Medio Ambiente, «Costas se ha quedado con el cobro del canon de ocupación de las playas y con las inversiones. Inversiones con las que está dando la espalda a la provincia y que realiza de manera unilateral sin contar con la Junta. Para que nuestro litoral, uno de los mayores tesoros de la provincia, siga mejorando necesitamos trabajar de forma conjunta. Por eso hacemos un llamamiento a Costas para que abandone el estado de desidia en el que se encuentra inmerso y se siente con nosotros en una mesa en la que podamos planificar el trabajo que permita que nuestro litoral siga siendo nuestra mejor bandera».